Librería Contracultura

El concepto que inspira la librería Contracultura es el de una librería diferente. Dos grandes peruanos orientaron sus primeros pasos. Mario Vargas Llosa, quien escribió en su artículo “Endecha por la pequeña librería” “…Salvo como una empresa heroica y artesanal, como anticuario o como una entidad especializada en libros de una temática determinada…la pequeña librería tradicional que tanto amamos difícilmente podrá coexistir con los promiscuos libródromos…” ; y Ricardo Bedoya, quien nos recomendó “No hagan como las cadenas de cines, que cada día abren más salas para exhibir las mismas películas. Es como abrir nuevos restaurantes para ofrecer la misma carta”.

Perfilada como una librería especializada en libros y revistas que cuestionan y colisionan con la cultura oficial, nuestra librería debe su nombre al hecho que editamos, importamos y distribuimos libros que son considerados “no culturales” por el estado peruano. Permanentemente nuestras importaciones son objetos de cuestionamientos por la aduana peruana y son gravados con el IGV al no ajustarse al modelo impuesto por la cultura oficial y los grandes supermercados de libros, es decir los libros de farándula, esoterismo y autoayuda, los mismos que son inexistentes en nuestros estantes y mesas de exhibición. Libros “no culturales” y cómics aun más “no culturales”, son la esencia de la LIBRERÍA Y SALON DEL COMIC CONTRACULTURA.